De cómo el vacío se traduce en dolor (Pa’que sepamos ¿porque duele el corazón?)

hormonas2

Después de una gran perdida existe un grave vacío que succiona desde la boca del estomago como un ciclón poderoso. No desaparece rápido y tampoco es agradable.

Suele pasar cuando perdemos algo que queremos mucho, como un ser querido. A veces sucede por cosas más triviales como el fracaso ante una causa propia y el incumplimiento de nuestra propia voluntad.

No importa cuales fueran las razones ante la perdida de un ser querido, de igual manera se percibe como una muerte y de la misma forma sus repercusiones nos afectan con la misma calidad.

Se traduce el inmenso vacío en un dolor punzante que no parece ser físico pero de hecho lo es. Cuando repetimos mucho una acción que nos produce placer, alentamos a nuestro cuerpo a seguir produciendo el químico que es responsable de ello y día tras día nuestro organismo se hace adicto a el como una droga poderosa; esta maravillosa droga se llama Endorfina y es la responsable de hacernos sentir felices, realizados, extasiados, relajados e incluso excitados.

Cuando un estimulo placentero es cortado de golpe y ante la falte de el, nuestro cerebro lo interpreta como dolor, con la finalidad de que mediante esto logremos conseguir de nuevo al proveedor de tal estimulo. (Se traduciría como los espasmos de un drogadicto ante la falta de su preciada droga)

Es terrible imaginar que sean razones tan vacías las que nos hagan desear las cosas tan fervientemente pero es mas una cuestión natural el hecho de que el cuerpo nos pide lo que más le conviene y eso por supuesto es el bienestar. Sin embargo, detrás del inmenso vacío hay métodos para contrarrestarlo sin satisfacerlo y es el abandonando el ego (Cosa que no e sido capaz de lograr)

Cuando abandonamos nuestros deseos y comenzamos a amar a las personas, empezamos a pensar en las necesidades de los demás y comprendemos que sea cual fuere la razón de su partida (cuando no hay nada más por remediar) que es un proceso natural de el curso de las cosas, todo para el bienestar de las personas, aunque omita a el nuestro.

Entonces, mediante fuerza de voluntad y aferrándonos a ese pensamiento debemos ser capaces de curar la momentánea adicción y seguir adelante con otras mas. Sin embargo, seamos conciente que tal como un drogadicto, el estimulo comienza con nuestra decisión de recibirlo pero saliéndonos de la grotesca comparación, nuestra adicción seria algo menos enferma y mucho mas majestuosa, por lo tanto ustedes deberán decidir si privarse de ellas por el miedo o seguir percibiéndolas con conciencia.

(Sea cual fuere la respuesta, los dos caminos son endemoniadamente difíciles y no poniéndome en ejemplo –porque por supuesto no soy el mas indicado- puedo admitir que e disfrutado sembrando el conocimiento en los que no conocían estos hechos previos. ¡Tal vez deba ser esa la adicción que se debe fomentar! (Ayudar)

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Opinion, Reflexiones, Voctor y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s