Sepulturero

der_tod_des_totengraebers

Me levanté como cada día. A respirar la fresca humedad en el rocío de la madrugada. Sostuve mi taza de café y me mantuve en silencio, pregonero del ambiente grisáceo de las tumbas y las hojas amarillentas que cubren el suelo.

A diferencia de las personas, las lapidas no hablan, solo susurran últimos pensamientos. No discuten ni llevan la contraria, no pelean ni engañan.

Siempre he tenido este problema. No se me hace hablar con las personas, ellas suelen ser complicadas. Van de un lado a otro como buscando que las cosas que tienen los tengan a ellos…

De cualquier manera, nunca los he entendido ó a lo mejor ellos no me entienden a mí.

El sacerdote dice que la vida y la bondad nos rodea, en cierta parte tiene razón, mas yo se que cada día llega un nuevo difunto y tras de el su historia.

Se puede saber si la persona hizo bien en vida porque mucha gente lo viene a llorar.

A veces vienen solos, sin un alma que los vele…

A veces solo tuvieron mala suerte.

Una anciana me dijo hace algún tiempo que se puede decir mucho de un hombre por el aspecto de sus zapatos.

Pues mis botas tienen muchos años, están llenas de lodo y mis manos llenas de callos tan ásperos como el mango de mi pala.

Yo no se que signifique eso, pero aquí hay mucha paz a mi alrededor.

Después de tanto ir y venir, me di cuenta que este es mi lugar. Como los recuerdos; Como los difuntos.

Y cada vez que entrego uno a la tierra y a dios, tomo asiento a un lado y pienso en mi vida, pienso en su vida y como debió haber sido y observo las hojas muertas posarse sobre su tumba gentilmente. Me quedo quieto por largo rato, trago en mano para sentir por un momento la dulce paz de no desear nada más…

Así recojo mis herramientas, cuelgo mis botas sucias y me recuesto en la noche a empezar de nuevo la mañana siguiente. Por lo menos hasta que alguien tome mi lugar y sea esa persona la que me entregue al descanso…

Esta entrada fue publicada en Voctor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sepulturero

  1. yeap llegamos a la vida en silencio y paz y así es como nos vamos, Ley de la vida…
    ah el dolor, la última prueba que todavia estamos con vida…
    alguien me dijo que se puede saber como fue una persona por la cantidad de personas que hablan de ella en su funeral…
    saludos men buen post…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s